lunes, 16 de noviembre de 2009

LA CURIOSIDAD Y EL LOBO

He leído el libro "En la espesura de la Serranía, el misterio de Tejeda” de José Mª Sánchez Cremades. Un trabajo muy laborioso, lleno de recuerdos de la estancia de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (PP. Dehonianos), en el Santuario de la Virgen Santa María de Tejeda, en Garaballa (Cuenca). Permanecieron durante veinte años en aquel rincón de la serranía conquense.
Los estudiantes de Salamanca pasamos el último verano allí, en el Santuario de la Virgen. Al inicio de las vacaciones, el encargado debía distribuir entre los estudiantes varios oficios o dedicación a desempeñar. Entre los deberes que se repartieron, a mi me tocó el de sacristán. Me indicaron que sería conveniente ordenar un poco la sacristía. Existían muchas ofrendas de exvotos, normalmente de cera, pero también fotografías, calzado, ropa..., que los fieles presentaban como testimonio permanente de las ayudas recibidas por la intercesión de la Virgen. Entre ellos, destacaba un lobo disecado colgado del techo. El P. Aparicio pensó que estaría mejor bajarlo y colocarlo en una mesa, para que todos pudieran observarlo más de cerca. Le pasé el cepillo, lo aseé , le puse una alfombra de césped... Quedó bastante presentable.
Llegaron las fiestas y, como en la mayoría de los santuarios españoles, acudió gran gentío. Mucha devoción, mucho folklore, mucha música...
Fue curiosa una anécdota, muy explicable en personas que se dedican al pastoreo y a la ganadería: se corrió la voz de que habíamos bajado al lobo y que estaba en una mesa al entrar al santuario. De modo que muchos visitantes preguntaban:
- ¿Dónde está el lobo?
Parecía como si el verdadero origen de la visita fuese contemplar el lobo, y no a la Virgen.
-A veces, lo efímero y accidental da paso a lo que, en un principio, es más importante -

5 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Creo que a veces buscamos infantilismos ante tantos pesares.

Saludos

kary dijo...

es que la gente somos...!!!!! yo también hubiera ido corriendo.
Besotes

Patricia dijo...

Hola Manrique ...así que despertó gran curiosidad tu lobo ??? Jajaja !! Te deseo un buen final de semana !! Nos encontramos !! Saluditos !!!

Erinia dijo...

Yo habría corrido como el viento para verlo... ¿que quieres,Manrique?, a veces las cosas bonitas, son las cosas más sencillas.

Anónimo dijo...

Hola, creo entender que este fue el último lobo de esta serranía, solitario y que fue abatido por algún labrador y expuesto en el santuario para que la gente lo pudiese ver pues fueron muchísimas las cabezas de ganado que mató en todos los pueblos de la serranía, a mi abuelo mismo 14 cabras en una noche, todas degolladas. De ahí imaginar la expectación que causaría su captura. Saludos.