sábado, 12 de febrero de 2011

CON EL VIENTO A FAVOR

En la vida nos encontramos con circunstancias agradables y menos agradables. Cuando llegan los momentos de adversidad, hemos de poner en juego nuestra fuerza de voluntad para afrontar estos momentos y darles la solución más viable. Estos conflictos y contrariedades en la vida no se pueden evitar: forman parten de nuestro vivir cotidiano. Existen personas que se hunden ante estos problemas y les cuesta mucho levantarse. En cambio existen otras que, superando la prueba, se encuentran algo distinto y en algunos casos se levantan con más fuerza para seguir caminando.
Cuando los negocios salen según tus deseos, el matrimonio va sobre ruedas, los hijos traen buenas calificaciones, la vida te sonríe, eres feliz... Decimos que el viento lo tienes a favor.
En cambio cuando estás en el paro, estás pendiente de un examen y no dominas el tema, una mala gestión en el banco, un vecino indeseable, una inundación en la casa... El viento lo tienes en contra.
Ante los sucesos que van y vienen tienes que tener el equilibrio mental bien definido. No es fácil, pero debemos sobreponernos a los acontecimientos que la vida nos va presentando.
Después de las tinieblas viene la luz. Y, como decía Séneca: “ No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba”.

8 comentarios:

Marina-Emer dijo...

mi querido Manrique eres un cielo todo lo que hago te gusta…Siempre es un placer tu visita
A mi blog…y agradezco tus elogios
Feliz fin de semana
Un abrazo
Marina

Felipe Tajafuerte dijo...

Es cierto de todo hay en la viña del señor, los que pasa es que siempre estamos más dispuestos para recibir alegrías que los sinsabores.
No me había apercibido de que no me había hecho tu seguidor, ya lo he corregido.
Un abrazo

Antorelo dijo...

Me ha gustado tu reflexión. En los tiempos que corren, pidamos que no nos falte el valor para enfrentarnos a situaciones tan complicadas.
Saludos

Zamarat dijo...

Gracias por tus consejos ante las circunstancias adversas, no siempre es fácil saber cómo reaccionar cuando las cosas nos salen mal.
Gracias por mostrarme que todo debe afrontrarse siempre con una sonrisa, tal y como has hecho tú y como nos has contado a lo largo de tu peregrinar en el blog.
Miles y miles de gracias!

Patricia dijo...

Pues te diré amigo a veces cuesta levantarse, pero siempre hay que buscar la voluntad para ponerse de pie nuevamente...Cuando al adversidad golpea a nuestra puerta, solo nos queda ponerle el pecho...si te escondes...pues seguro te pilla más tarde...ja ! Que vivan los vientos a favor amigo y gracias por tu amistad y tus palabras en mi glog...eres un compañero bloguero muy bienvenido a mi casa !Un abrazo y nos encontramos siempre !!!

María dijo...

Yo me he dado cuenta de ello, y precisamente me quedo con esta frase tuya, que yo a mi manera últimamente vengo diciéndola, y que te la copio:

"No es fácil, pero debemos sobreponernos a los acontecimientos que la vida nos va presentando".


Y es que cuando crees haber conseguido una meta que perseguías, después, de la noche a la mañana te surge otro imprevisto, la vida es muy dura, muy muy dura.

Un beso.

Marina-Emer dijo...

Manrique….hoy vengo en plan de visita para agradecer
La tuya y siempre elogiosas palabras a mi
Trabajo poético…muchas gracias
Te deseo un feliz fin semana con todo mi cariño
Besos a tu esposa también
Marina

mariarosa dijo...

no siempre todo es color de rosa, a veces debemos descansar y volver a remontar el río, para bien nuestro y de los que nos rodean.

Un beso.

mariarosa