jueves, 21 de febrero de 2013

Hace más de un año

La vida es una incógnita: no nos damos cuenta de que el tiempo se nos escapa de la manos. Vuelvo nuevamente al blog, animado por mi mujer y mi hija. Según la opinión común, esta actividad ayuda a equilibrar la mente y a alejar el gran fantasma del alzheimer, que tanto asusta. Nada va más deprisa que los años, que son buenos para cumplirlos, pero no para tenerlos.
No me despedí en la última entrada, titulada "Las muletas”, pensando en un pequeño descanso, pero a medida que pasaba el tiempo, más difícil se me hacía el arranque. Hoy rompo este prolongado silencio y saboreo el placer de la comunicación, que entre los pocos dones que me ha dado la naturaleza, es uno de los que creo poseer. No sé con qué frecuencia publicaré, ni si pasaré frecuentemente a visitaros, todo irá sobre la marcha, pero me alegro de estar de nuevo por aquí.

9 comentarios:

Tracy dijo...

¡Claro que sí!
¡Bienvenido!

martha bernal dijo...

Bienvenido de nuevo. Saludos

Felipe Tajafuerte dijo...

Bienvenido de nuevo Manrique después de tanto tiempo, te echaba de menos y me tenías un tanto preocupado. Te recomendaría que quites la verificación de la palabra para los comentarios pues es un coñazo. Un saludo de bienvenida desde mi mejana

Antorelo dijo...

Me he acordado de ti. Me alegro de que hayas vuelto. Un abrazo, amigo y bienvenido.

trimbolera dijo...

Recuerdo perfectamente la entrada de las muletas. Me alegro infinitamente de tu vuelta. Gracias por estar aquí.

Zamarat dijo...

Cómo me alegro de tu regreso!!!
Abrazo!

Marinela dijo...

Bienvenido seas y por mucho tiempo.

Saludos.

Chelo dijo...

Bienvenido, me alegro que te hayas decidido a publicar de nuevo.
Un abrazo

OZNA-OZNA dijo...

Encantada de tenerte nuevamente a nuestro lado querido amigo. Miles de besinos y feliz fin de semana te desea esta amiga con inmenso cariño.