miércoles, 9 de octubre de 2013

LA COMUNICACIÓN ENTRE EL PERRO Y EL HOMBRE

Sabemos que entre el perro y el hombre existe una comunicación que distingue a este animal de los demás. 
En este mes de septiembre, mi nieto Anto cumplió ocho meses y ya gatea:  hay que ver lo que disfruta con su nuevo descubrimiento. Nuestro perrito, que ya es mayor (tiene 16 años), alguna vez se junta con mi nieto compitiendo con él en la carrera. Anto corre y el perrito se coloca a su lado, acompañándole y queriendo lamerle la cara. ¡Qué bonita comunicación!

 
Y no sólo Anto: un niño más mayor sale de la guardería guiado por su abuelo y al ver a mi perro pronuncia la palabra "Guau". El abuelo mira al chico y alegremente me saluda. Los cuatro nos estamos comunicando: el abuelo celebra este encuentro viendo cómo el nieto se inclina hacia mi perro con intención de acariciarlo.
En los Centros de Mayores se  puede conseguir que la vida sea más llevadera y más amena si existe un perro amigo que se comunique con todos los pacientes, porque esta circunstancia mejora el estado de ánimo y reduce el sentimiento de soledad. Esto ocurre también en asociaciones de discapacitados, donde la presencia de un animal mejora la convivencia, constituyendo para ellos una gran terapia.
Y, como ellos, hay muchos perros que nos prestan sus servicios:
- Los perros-guía, entrenados para mejorar la movilidad y la independencia de personas ciegas.
- Los perros-pastor, que demuestran su destreza escuchando las señales de su dueño   y conduciendo a las ovejas a un lugar determinado.
- El perro-policía, admirable por su trabajo en busca de personas perdidas, detección de narcóticos, alijos prohibidos, etc.
- El podenco, especializado en la caza.
- El perro-trineo, descendiente del lobo y que demuestra su tesón y fortaleza.
El perro es, en definitiva,  el mejor amigo del hombre y el que da un amor más incondicional.
Hemos oído más de una vez la conmovedora noticia de un perro que  camina cabizbajo, muy apenado en dirección a la tumba de su dueño y se postra ante ella en señal de despedida..., o tal vez esperando a  que salga de ese lugar para lamerle y disfrutar de su compañía. ¡Hermosa amistad!

“El perro posee belleza sin vanidad, fuerza sin insolencia, valentía sin ferocidad y todas las virtudes del hombre y ninguno de sus vicios” (Lord Byron)

10 comentarios:

Tracy dijo...

Los perros siempre son muy importantes para la parte afectiva de las personas tengan la edad que tengan.

Antorelo dijo...

Al contrario de los humanos, el perro da mucho sin pedir nada a cambio.
Un abrazo, amigo

RECOMENZAR dijo...

me ha encantado tu bello texto

RECOMENZAR dijo...

mo hay nada mejor en la voda que los nietos

Felipe Tajafuerte dijo...

Me ha encantado tu entrada, pero siguen sin gustarme los perros. Los prefiero lejos de mí. Un saludo desde mi mejana

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Muy buena y sabia entrada y tierna. Un gusto haber encontrado este blog excelente con maravilloso contenido. Saludos y felicitaciones de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa María- Córdoba.

Chelo dijo...

No soy amiga de los perros pero reconozco que llevas razón en todo lo que dices.
Un abrazo.

María A. Marín dijo...

Siempre he tenido perros, pero aunque es bien cierto lo que dices, hay que tener mucho mucho cuidado con estos y los niños, porque al fin y al cabo son animales.
Los niños no terminan de distinguir entre un peluche tan bien hecho o un perrito de verdad.
¡Ojo!

Por lo demás es lo mejor que podéis hacer, inculcarle el amor a los animales, pero también el respeto.

¡Huy! ¡Cómo me he enrollado!
Disculpas.

OZNA-OZNA dijo...

Infinitas gracias mi querido y admirado amigo por obsequiarnos tan bello, tierno y entrañable texto. Miles de besinos de esta amiga que te quiere un montón y te desea feliz fin de semana en compañía de tus seres queridos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Me encantan los perros...parece que tienen alma. Saludos