jueves, 4 de junio de 2009

USTED ESTÁ PEZ

Nada más sacarme el carné de conducir, hace ya bastantes años, me vino la idea de hacer prácticas con la moto: una lambreta de segunda mano que tenía el colegio, en Salamanca, para realizar los recados.
Así que me subí en la moto, di dos vueltas por el campo de fútbol y salí a la calle, bajando por la carretera de Béjar hacia el puente. Un agente de trafico paró a los vehículos que íbamos en esta dirección.
Paré la moto y …¡oh! Se me caló. Bajé, le di al pedal y el motor se puso en movimiento. Me di cuenta de que toda esta operación captó la atención agente, que en vistas de lo que pasó después se quedó con la imagen. Me dio paso y, con cierto nerviosismo, pasé la glorieta tomando la carretera de de Madrid.
A la vuelta, forzosamente debía de pasar allí..
El mismo agente nos volvió a parar y…
¡Qué desastre! Otra vez se me caló. Bajé de la moto, y vi que el agente se dirigía rápidamente hacia a mí. Cuando estaba cerca dijo:
- Mire, usted está pez
- ¡Tengo carné! - le contesté
Pero casi no me dejó terminar y sin hacerme caso me cortó diciendo:
-¡Haga el favor de irse a un descampado y haga prácticas!
Arranqué y me fui pensando en sus palabras.
Eso de “Está usted pez” me hizo mucha gracia. Cuando se lo comuniqué a mis compañeros, nos tronchamos de risa. Sin lugar a dudas, no iba desencaminado y demostró ser un profesional.
Le hice caso e hice unas prácticas fuera de la ciudad. A partir de entonces estuve un año entero conduciendo una vespa y, a pesar de cuatro pequeñas caídas, no se me daba nada mal.

5 comentarios:

Marga dijo...

Ja,ja,ja
que buena anécdota, menos mal
que eran otros tiempos, y como tu
bien dices, era un buen agente, pues
si fuera ahora, te harían soplar.

____Un beso.

Zamarat dijo...

Yo nunca he llevado una moto, pero siempre me ha parecido complicado... Me alegro de que hayan vuelto tus historias.¡Son tan divertidas! Abrazo!

El Curaca del Pueblo dijo...

muchas gracias por la divertida anecdota! y yo me uno a las personas que se alegran de su regreso!
un abrazo de un blog amigo y que Dios lo bendiga!

kary dijo...

muy buena anécdota!!! la circulación de antes no es como la de ahora, ahora se te para la moto y la gente te come.
como va la recuperación??
besotes

Josefa dijo...

Hola . Me ha hecho gracia la anecdota. Gracias por el comentario dejado en el blog de Josefa. Me alegra verte por allí.
Un beso.