lunes, 5 de septiembre de 2011

"El porvenir está en manos del maestro de escuela" (Víctor Hugo)




Zamarat está difundiendo este mensaje y quisiera compartirlo con vosotros, puesto que lo considero de gran importancia. Deberíamos reflexionar si esto es lo que queremos para las próximas generaciones.

Al igual que ella, os invito a extender este mensaje por las redes sociales:


"Mañana tal vez tengamos que sentarnos ante nuestros hijos o nietos y decirles que ya no existe la educación pública a la que nosotros tuvimos acceso, porque no pudimos defenderla de los graves ataques que sufrió. Pero, ¿podríamos mirarles a los ojos y decirles que no tendrán acceso a ella porque no luchamos por defenderla?"

15 comentarios:

Tracy dijo...

Debemos luchar por una educación pública digna, con uñas y dientes.

Zamarat dijo...

Mil gracias, Manrique, por seguirlo!!
Me gustan las citas sobre la educación que has dejado en mi blog, pero sobre todo ésta con la que encabezas tu entrada.
Abrazo!

mariarosa dijo...

Manrique: ¿qué está pasando en España?

Cada día nuevo me entero de peores problemas.

mariarosa

Chelo dijo...

Me gusta la cita que has puesto.
¿Estamos seguros que todo el mundo tiene las ideas tan claras?
¿Cuántos de los que aquí están cometando llevan a sus hijos o nietos a la privada?
Un abrazo

Raquel dijo...

¿Que significa la enseñanza publica?
Antes un maestro era las 24 horas, hoy un maestro es la hora de clase.
Frases que oigo de maestros dentro del instituto: "perdonarme chicos, vuelvo enseguida voy a mi casa a recoger la ropa que esta empezando a llover".¿seria posible esto en la enseñanza privada?
Estoy de acuerdo con la enseñanza publica, pero siempre que sea posible que el profesor que no vale se vaya a la calle (y esto para cualquier profesional publico)

OZNA-OZNA dijo...

debemos de luchar por una educación digna para que nuestros nietos cuando crezcan vean que no nos quedemos de brazos cruzados jugando con su futuro.
Muchos besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño feliz viernes .

Rosa Cáceres dijo...

¡Ah, que palabras tan ciertas! Ponen el dedo en la llaga.
Pero los políticos todo lo hacen por nuestro bien ¿o no?
Al fin y al cabo la ignorancia es buena para no pensar, dictaminarán compasivos, ¿y qué falta hace la cultura? ya están ellos para guiarnos, que somos unos desagradecidos.
Saludos

Marina-Emer dijo...

Nadie es dueño de tu felicidad, por eso no entregues tu alegría, tu paz, tu vida en las manos de nadie, absolutamente a nadie.
***Aristóteles ***
con mi cariño te deseo una feliz semana despues de agradecer tus cariñosas palabras a mi poesia el desvan
un abrazo
Marina

Marina-Emer dijo...

Agradece todo lo que está en tu vida, en cada momento, inclusive el dolor.
Nuestra comprensión del universo, aún es muy pequeña para juzgar lo que quiere que sea en nuestra vida.

La grandeza no consiste en recibir honores, más en merecerlos.
***ANONIMO***
que razón tienes a todo loque nos dices en tu entrada la vida esta peor que nunca ASI NO VAMOS A EDUCAR A NUESTROS HIJOS.
BESOS
Marina

Francisca Quintana Vega dijo...

Bueno....yo espero que eso no llegue, y la escuela pública siempre siga estando ahí. Un saludo.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más aún por lo que de nosotros mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da.
Miguel De Unamuno..

Miles de gracias por estar.. besos

Marina-Emer dijo...

ya es verdad al paso que vamos...yo aun tengo trabajo de hecho ya empece esta semana pero ya veremos esta muy mal para los educadores .
te deseo feliz fin de semana y feliz entrada de la proxima
un abrazo
Marina

Alejandro Kreiner dijo...

Creo que los servicios públicos los hemos pagado antes con los impuestos, o sea que no nos salen gratis.
Espero que los políticos dejen de despilfarrar nuestro dinero y lo inviertan en educación y sanidad.

Saludos.

María dijo...

Hace tiempo que no sabía de ti, espero que estés bien.

Interesante tema y muy actual, el de la educación.

Un beso.

Anónimo dijo...

Bonita defensa de la escuela pública y de sus maestros.