miércoles, 23 de septiembre de 2015

LA RUTINA

Rutina, según la RAE, es la “habilidad que es únicamente producto de la costumbre”.
La inmensa mayoría de las personas hacemos las cosas mecánicamente,  a fuerza de la cotidianeidad;
nos hacemos hábiles a base de repetir muchos actos en cualquier trabajo que ocupemos, y así conseguimos cierta profesionalidad que beneficia a la empresa a la que dedicamos nuestro tiempo. Por ejemplo cajeras de un supermercado, enfermeras con pacientes en diálisis, trabajo en cadena,  etc…

Por otro lado, también es halagador cuando “rompemos la rutina“: unos días de puente, unas vacaciones de Navidad, Semana Santa  y, sobre todo, el mes de agosto. Entones es cuando decimos: ¡A vivir! ¡Al carajo la rutina!
En estos días, los niños y adolescentes vuelven a sus rutinas después del merecido descanso estival, incluido mi nieto. Casi todos los pequeños lloran cuando se dan cuenta de que la libertad del verano ha terminado, pero al mismo tiempo están contentos porque todos necesitamos esas rutinas que hacen que las vacaciones se disfruten mucho más.
“Desde el nacimiento hasta la muerte, de lunes a lunes, de la mañana a la noche, todas las actividades, están rutinizadas y prefabricadas”
(Erich Fromm)

9 comentarios:

Tracy dijo...

Yo digo que cuando la rutina se rompe no es porque te haya tocado la lotería.

Abril Sampere dijo...

Qué tema has propuesto !!! Rutina = agobio................hay que romperlo cada tanto.... cariños

Antorelo dijo...

El hombre es un animal de costumbres. Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Romper rutinas nos hace menos roboticos bo????
Cariños

Alhamar dijo...

En el mundo en que vivimos en este siglo XXI todo es prácticamente rutina y lo pero de todo es que esa rutina es tan acelerada que no nos permite disfrutar de todo lo bueno que nos rodea. Solo cuando nuestra actividad pasa al estado de reserva (jubilación) nos damos cuenta de lo que nos hemos estado perdiendo estos años atras

Abuela Ciber dijo...

Manrique:
Pase a visitarte y desearte que esta semana disfrutes plenamente a los que amas

Cariños

Abuela Ciber dijo...

Gracias por siempre estar!!!!
Cariños

Felipe Tajafuerte dijo...

Me encanta la rutina para romperla. Un ab razo

Maria Rosa dijo...

Es así, la rutina nos colma y a veces sucede que por ser rutinarios nos olvidamos de donde dejamos las cosas,apenas rompemos esa rutina de dejar la llave en el mismo lugar.

Interesante texto y como veo nos parecemos bastante los seres humanos.Muy buen fin de semana.

mariarosa