jueves, 9 de abril de 2009

LA PRIMERA VEZ QUE VI...

Es cierto que siempre hemos tenido una primera vez para cualquier cosa que imaginemos. Si miramos a nuestro alrededor veremos objetos o cosas que sentimos y percibimos.
¿Cuándo fue la primera vez que viste el mar?
La pregunta sobra para aquellos que han nacido en pueblos o ciudades costeras. Ocurre lo mismo que con la tele. A esta pregunta sólo contestaría media España, porque la otra media nació con la tele en casa.
La primera vez que monté en barco y tren fue a los 13 años haciendo el trayecto Melilla-Valencia-Navarra. Tuvieron que pasar 7 años más para montar por vez primera en avión. Fue de Madrid a Nador, pueblo marroquí, porque en Melilla todavía no había aeropuerto.
La primera vez que disfruté de las escaleras automáticas, fue en Madrid en el centro comercial Galerías Preciados (hace tiempo que cerraron). En realidad no fui a comprar nada: sólo entré por la novedad de esas escaleras.

También en Madrid vi por primera un campo de fútbol iluminado. Fue en el Estadio Santiago Bernabéu en el año 1957. Había una invitación para todos los colegios de Madrid y esa vez se llenó el campo de chiquillería, porque fue una gran novedad y además gratis.


La primera vez que vi la televisión, en blanco y negro, fue en casa de D. Mariano Medina (el hombre del tiempo en los años 50-60). Sus hijos estaban matriculados en colegio Fray Luis de León. A uno de ellos lo tuve en clase. Coincidiendo con que mis padres tuvieron que venir a Madrid por motivos médicos, pensé en hacerle una visita a D. Mariano con la idea de que mis padres y yo pudiéramos ver la televisión por primera vez en su casa. Y así fue como pudimos gozar de esta novedad, gracias a la disponibilidad de esta familia.
Estas son algunas de las novedades que recuerdo y que me llamaron más la atención. Me gusta recordar estas cosas, porque me distraen, que me viene bien, y me remontan a otros tiempos.

4 comentarios:

Marga dijo...

Que bonito comentario!!
Pues es cierto que siempre,
hay una primera vez para todo,
hemos tenido y seguiremos teniendo,
primeras veces, para lo bueno y para
lo malo.Pero que bonito poder,
recordar esas nuevas y bonitas experiencias, que con que ilusión
las vivimos.

____Un beso.

Zamarat dijo...

Has tenido una idea muy original. Hay cosas que no recordamos cuándo fue la primera vez que las utilizamos o que las vimos. En mi caso, como tú dices, me pasó con la tele, que estaba en casa cuando nací.Sin embargo, sí hay ciertos momentos que recordaremos para siempre. Yo tenía 18 años cuando fui por primera vez en avión y 15 cuando hice un viaje largo en barco.
Gracias a tu entrada, me has traído a la memoria unos momentos muy bonitos de mi vida. Gracias!

kary dijo...

que entrada más buena, voy a pensar cuado fue mi 1ª vez en esas cosita,lo que sí que sé que la última vez en avión será esta tarde, viajo a Polonia, estaré ausente toda la semana,cuando vuelva me pondré al día
Besos

Abuela Ciber dijo...

Gracias por visitarme, si me permites paseare por tu blog despacio, porque si bien soy jubilado debo de pasar pocas horas sentada frente el pc, ja ja por orden médica!!!

En realidad sou activa pero me gusta mucho leer y eso no se hace caminando.

Vivo en un pais rodeado de agua pero...no todos la han visto, si es que viven en el interior.

Vi el rio ancho como mar desde muy pequeña, y de ahi siempre.

Recuerdo con afecto mis primeras salidas con amigas a un bar muy moderno La Vascongada, en donde concurrian solo gente jóven con una rocola con musica rock.

Me agrado leerte.

Cariños