sábado, 23 de octubre de 2010

RECITAL DE PIANO

Luis Fernando Pérez

En el salón de actos de la Universidad ESIC, en Madrid, se celebran desde hace 18años los Ciclos de Música Clásica. Esta iniciativa fue puesta en marcha gracias a la creatividad de su director, P. Simón Reyes Martínez Córdova SCJ, que con la colaboración del Departamento de Antiguos Alumnos de ESIC (Aesic) organizan conciertos con la intención de promover una actividad cultural sensibilizando (gratis et amore) a los amigos y allegados de la Universidad.

La presentación corre a cargo de Rubén Darío, que muestra en todo momento sus conocimientos de la música clasica.

En el recepción, antes de la entrada al salón, están las secretarias Nuria y Ana; siempre atentas para que todo esté a punto. Atienden al personal, guardan los abrigos y ofrecen al público unos bombones como "aperitivo" para que trabaje el sentido del gusto puesto que, más tarde, gozarán la vista y el oído.

El escenario tiene una capacidad de 198 personas y está construido en forma de abanico, de tal forma que se logra crear un ambiente íntimo y familiar.

En el último concierto disfrutamos de la brillante actuación al piano de LUIS FERNANDO PÉREZ, nacido en Madrid en el año 1977. Su carrera le ha llevado por diversos escenarios de Europa, Asia y Estados Unidos.

Hizo una interpretación magistral. El atril estaba vacío. Todas las partituras (diez en total) estaban en su cabeza. Veíamos cómo los dedos de las manos bailaban en el espacio y descendían velozmente al teclado creando una armonía espectacular. Con frecuencia la mano izquierda invadía el territorio de la mano derecha con una habilidad y destreza increible. Los que asiduamente asistimos a estos conciertos estamos acostumbrados a ver artistas de altura pero creo que Luis Fernando se ha llevado el" Magna cum laude".

Según me he informado, tiene programado actuar en lugares como Tokyo, París, Bruselas, Varsovia, Nantes, Bilbao, Oviedo, Gijón, Lima....

¡Qué gran artista, con todas las letras, he descubierto!

7 comentarios:

mariarosa dijo...

Hola Manrique:

Muy buena entrada, lo que más me sorprendido es la edad del concertista, nacido en 1977, es decir treintea y tres años. Que bueno que gente tan joven logre impresionar y demostrar tanto arte y belleza. Una joyita.

Saludos.

mariarosa

Zamarat dijo...

Jo! y pensar que sólo tengo dos años menos que él y que, comparada con él, no he hecho nada en estos años... No me gusta demasiado la música clásica, aunque reconozco que cuando he ido a algún concierto me he emocionado.
Tendré en cuenta el nombre de este pianista para sucesivos conciertos. Besos!!

Elba dijo...

Hola Manrique , sólo falta en esta entrada escuchar la música , porque tu descripción es tan buena , que me hiciste sentirme alli...abrazo para vos y tu esposa

Marina-Emer dijo...

Querido amigo...por partes...gracias por tu agradable visita y mas aun viendo lo amante que eres del mar...yo que vivo en puerto maritimo no tengo ni tiempo de verle de cerca y además el aire del mar me va mal a mi piel que soy muy blanca y rubia y yo al mar le amo pero no me detengo mucho a contemplarle ...se porta mal con mi piel...por otra perte hermoso piano de cola es parecido al de cola de mi hermano...el mio es muy hermoso pero no de cola y sobre el recital será divino...yo lo toco pero sin acabar la carrera ...asi que sólo hacer ruido ...mi hermano si que le hace vibrar...y su hijo ya actua en recitales tambien y en festivales,el piano es hermoso de escuchar.
gracias por venir a verme y un abrazo para ti y tu esposa
Marina

Josefa dijo...

Me encanta la musica clasica. Pero
aun no he asistido a ningun concierto.
Has hecho una buena cronica me pareció estar allí.
Gracias por tu visita. Me alegra verte por mi casa virtual y leer tus comentarios siempre instructivos e interesantes.
Besos.

kary dijo...

hola Manrique!!! qué maquina con 33 años!!!!!
me alegro de leerte.
besotes

Marga dijo...

Que placer, escuchar buena musica!!
A mi también me encanta, los conciertos de música clásica y en especial la de piano.
Espero que estés bien y que disfrutes de muchos más conciertos.
Un beso y fuerte abrazo.