sábado, 2 de octubre de 2010

SOÑANDO CON MORERUELA (Zamora)

Cierto día, estando en la cama sin poder dormir, estuve dándole vueltas a mi estancia en Moreruela (Si queréis podéis ver la entrada que publiqué en su día aquí ). Creo que llegado determinado momento, caí en el sueño y esto fue lo que vi.

Tenía grabadas en mi mente las gloriosas ruinas. Veía un grandioso ejército de jinetes. Eran canteros que a la vez eran monjes con vestiduras blancas y que llevaban la cabeza tonsurada. Cada cantero llevaba una lanza con sus respectivos anagramas. Atrás, en el lomo del caballo, iba colocada una piedra marcada por ellos mismos: se podía ver el dibujo de una serpiente, una llave, una cabra, etc...

Pasaban delante de un palco presidencial, envueltos en una nube de arena . El olor era pestilente, como a cieno y al mismo tiempo las piedras exclamaban: ¡¡ Dios existe!! ¡¡Dios existe!!

Una multitud de jinetes volaban al son del "Venit Creator", como música de fondo y se dirigían en tropel a la construcción de la iglesia. Cada uno sabía dónde debía colocar la piedra y así hasta llegar al ábside de forma que terminaron en el día. Dejaron sus caballos en las cuadras y postrados en el suelo entonaron el "Tedeum laudamus". Yo me encontraba al final de la iglesia y era impresionante ver una gran alfombra blanca, originada por la postración de los monjes.
Al terminar de cantar el himno, todas las piedras del ábside repetían: ¡Dios existe! ¡ Dios existe!.

Una claridad entra por las siete ventanas del ábdide. La misma que me despierta al atravesar la ventana de mi cuarto.

¡Hay que ver, qué cosas, las que se sueñan! ¡Qué misterios, los que tenemos en la cabeza!

8 comentarios:

Felipe Tajafuerte dijo...

Pues sí, a veces se sueñan las cosas más extrañas pero lo curioso del caso es que nos parecen, en sueños, de lo más reales.

mariarosa dijo...

Muchos de nuestros sueños son motivados por nuestros pensamientos. Te quedaste dormido pensando en ese pueblo y seguramente tu imaginación y algo de la historia del lugar hizo el resto.

Un cariño.

mariarosa

Zamarat dijo...

Sí que es extraño, sí, esto de los sueños. Yo no recuerdo el último, pero sí sé que me desperté riendo. Aún no sé por qué. Has hecho un buen trabajo recordándolo, pues no siempre es fácil saber desbribir un sueño tal y como lo hemos vivido.
Buen día del Pilar!!

Marina-Emer dijo...

que gracia si yo te dijera que hay poesias mias a las que luego me elogiais que primrero fue un sueño que tuve y luego lo alargue y puli y ahi estan en mis posts publicados...gracias por tu visita ...sabes que es un placer para mi verte por mi pequeña casita...un abrazo y feliz Pilar.
Marina

Abuela Ciber dijo...

No cabe duda que quedaste reimpresionado con la visita a esos lugares.

Cariños

María dijo...

Los sueños son un mundo inimaginado a veces, está lleno de sorpresas.

Saludos.

Marga dijo...

Pero que bellas palabras!!!
Que bonito relato,
creí que leía un libro,
eres genial para relatar
historias, me encanto!!!

Yo últimamente sueño mucho, pero
además unos sueños maravillosos de
verdad, y me los he ido apuntando
pero ya me gustaría llegar a tener
ese dominio del relato que tu dominas
con una genialidad increíble.

Enhorabuena!! Un beso fuerte.

Abuela Ciber dijo...

Visitandote y deseandote una semana con logros positivos.

Frase de la semana:
"Nada nos hace entender mejor nuestras creencias que el tratar de explicarlas a un niño curioso."
(F.A.C).