sábado, 28 de febrero de 2009

CARNAVALES 2OO9


En los nueve años que llevo de jubilación, alguna vez se me ocurrió disfrazarme en los carnavales, pero no lo hice. Este año por las circunstancias, por mis faltas de asistencia el Club y por querer darme más a ellos, me envalentoné con las idea de contagiar y contagiarme yo mismo con la alegría del ambiente.

La fiesta de Carnaval se realizó en el local que dispone la Asociación. Se disfrazaron unos 25 chico/as y seis voluntarios. Por el hecho de participar, ya teníamos todos algún detalle. Para el primer premio al mejor disfraz, una mini-cadena. Para el segundo, otra mini-cadena. Y para el tercero, una maleta de viaje.
Yo me disfracé de jeque árabe. El estar mucho tiempo de pie, me afectó a todo el cuerpo así que cuando acabo tuve que irme a casa a descansar. Estaba satisfecho de haber realizado "esta hazaña”, porque disfruté con la compañía de los demás. Sin embargo, mi mujer (que siempre ha desempeñado muy bien su papel de enfermera forzosa) me dijo, con toda la razón, que esta sería la última vez que hacía esos excesos. Así pienso yo también. Pero... ¡que me quiten lo bailao!

8 comentarios:

Marga dijo...

Espero que te recuperaras!!!!!
que desde luego hay que
hacer caso a la mujer,
pero también es muy
importante que pudieras
disfrutar, estando en buena compañía,
pero quizás, para otra vez,
se podría buscar un
punto intermedio,
asistir, pero sin tener
que estar todo el tiempo de pie.
Pero bueno como tu bien as dicho
¡que no me quiten lo bailao!
______Un beso

Zamarat dijo...

Creo que demostraste un gran ánimo al querer disfrazarte este año y eso es lo importante. Tuviste esa ilusión, lo pasaste bien y, por lo que veo en las fotos, estabas auténtico. No cambies nunca!

Manrique dijo...

Hola Marga:
Es reconfortante y alentador
recibir de vez en cuando estos ánimos, que en parte te ayudan a caminar en el dia a dia.
Gracias. Un beso.

Manrique dijo...

Hola Zamarat:
Me satisface este aliento que me proporcinas al entrar en mi blog.
Que Dios me dé fuerzas para poder
alegrar a aquellas personas que me rodean.
Un beso

Juan Carlos dijo...

Adelante Maestro, es un gusto conocerte !

Muchas gracias por tu enlace !

Hize lo mismo contigo en mi Blog. pasare a seguir leyendo por partes tu blog. Esta muy interesante !

Un Abrazote: el gato en Texas

A mi tambien, que no me quiten lo bailao...!

erinia dijo...

HOmbre... claro que hay que escuchar un poco a la mujer. Pero disfrutar la vida es esencial, aunque cueste algo de cansancio luego. Creo que el punto está en no excederse.
Un abrazo,

(pd.por cierto, que para ser novato en los blogs, lo hace muy bien)

kary dijo...

ay manrique que bien que o lo pasaríais, pero tu mujer tiene toda la razón, también te podías haber sentado en una silla de vez en cuando??? porque luego se paga y por lo menos yo estoy con tu mujer... la próxima vez de jeque árabe en una silla,
besos, espero te hayas recuperado.

Manrique dijo...

Juan Carlos: Gracias por tu comentario. Nos leemos!

Erinia y Kary: Tenéis razón: hay que hacer caso a la mujer, que es la que manda y CASI siempre tiene razón.